En el día Internacional del Gato ofrecemos una serie de consejos para que nuestra vivienda sea un lugar confortable para el pequeño felino.

Los gatos llevan cohabitando con los humanos casi 10.000 años y de los hay más de 500 millones compartiendo vivienda con sus familias. Y es que los gatos son muy especiales, tanto es así que son el único animal al que la agenda mundial dedica tres días al año. En 2002, el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) y otros grupos de derechos animales decidieron que los gatos tuvieran su célebre día el 8 de agosto, aunque también pueden celebrarlo el 29 de octubre desde que hace siete años se aceptara su “fundación” por Colleen Paige, una reconocida experta internacional en bienestar animal. Sin embargo, la fecha con mayor reconocimiento es la del 20 de febrero que fue establecida por los internautas a la muerte de Socks (Calcetines), el gato que acompañó a la familia Clinton durante 20 años y que fue todo un personaje en la Casa Blanca donde se hizo famoso por aparecer en cualquier evento o reunión presidencial.

Y es que las mascotas tienen su propio papel en casa, forman parte de la familia y, como cualquier otro miembro, tienen sus propios hábitos y costumbres. De modo que, a la hora de decorar nuestra vivienda debemos tener en cuenta estos pequeños felinos. Por este motivo, la plataforma habitissimo te ofrece una serie de consejos para decorar tu casa si tienes una mascota.

El primer consejo, y uno de lo más importantes, es que la mascota disponga de un espacio propio. Aunque haya quién se resista a ello, las mascotas deben tener un sitio propio en el que relajarse y disfrutar de su independencia. Por este motivo, debes buscar una cama acorde con el estilo de tu vivienda, donde tu mascota pueda sentirse a gusto. Para que se acerque a ella puedes colocar algún juguete dentro o alguna manta ya con su olor. Por otro lado, las casas para mascotas suelen quedar muy bonitas en las fotos, pero no son nada prácticas. Hay que ser prácticos y reconocer que ellos son libres para moverse de manera arbitraria.

La decoración de tu casa, debe ser compatible con el juego de la mascota. Las mascotas deben poder jugar, oler e investigar por toda la vivienda, por este motivo si quieres crear un espacio de juegos puedes montar estantes a diferentes alturas donde los gatos puedan subir, bajar y reposar.

Si tu vivienda dispone de tarima flotante o parquet, deberás protegerlo. Puedes hacerlo mediante barnices o colocando alfombras que permitirán proteger el suelo de uñas y zarpas. Además, las alfombras pueden convertirse en verdaderos aliados para tus mascotas, ya que pueden convertirse en un lugar ideal para hacer siestas. Una opción ideal para los que no quieren tener que aspirar constantemente son las alfombras vinílicas que pueden fregarse y puedes dejarlas tanto en verano como en invierno.