Los españoles son felices en sus viviendas, si bien es cierto que los que viven en propiedad son aún más felices -un 10,8% más en términos porcentuales- que los que están de alquiler. Así se desprende del Informe ‘Las casas de los españoles: bienestar, felicidad y reforma interior’, realizado mediante la colaboración de Andimac -Cuida tu Casa- y Habitissimo, y que mide por primera vez la variable de la ‘felicidad en el hogar’, un parámetro que puntúan con una media de 4,1 sobre 5.

Así, el nivel de felicidad en el hogar varía en función de diferentes variables, entre las que destaca el régimen en el que se posee la vivienda, pues si es en propiedad el umbral de felicidad se sitúa en el 4,1 frente al 3,7 que experimentan aquellos que viven en régimen de alquiler. De igual modo, las personas que residen en la costa al lado del mar son más felices que las que residen en la montaña. En cambio, no existen diferencias en las personas que viven en el pueblo o en la ciudad, pues coinciden en ponderar la felicidad en su vivienda con un 4,3 sobre 5.

Además, en un ranking de qué es lo que nos hace más feliz de la vivienda, la situación y la localización en la que se encuentra, ocupa el primer lugar con un porcentaje cercano al 40%, seguido del confort interior (29%), su apariencia estética (18%), la comunidad de vecinos de la que forman parte, su capacidad de ahorro y en menor medida, la moderna domotización (3%).

La reforma también aumenta la felicidad en el hogar

Teniendo en cuenta la prioridad de factores como el confort interior y la estética de los hogares, es destacable que el 93% de los españoles que realizaron algún tipo de reforma, considera que ahora es más feliz en su vivienda (4,3 puntos). También lo son las personas que efectuaron mejoras relacionadas con el confort y con la ampliación de espacios para adaptarse a su nueva forma de vida (4,4 puntos).

En este contexto, un 49,7% de ellos, considera prioritaria la reforma en los baños, mientras que un 45,45% de los encuestados aseguran que su cocina también posee ‘bastante’ margen de mejora. Precisamente, la cocina y el baño son las estancias que más se reforman en una casa y lo cierto es que casi la mitad de los hogares españoles realizó algún tipo de obra de mejora en su baño a lo largo del pasado año, según el ‘Observatorio del Baño y su Reforma’ de Andimac.

Una puntuación de bien alto para los hogares

Sin embargo, pese a estos datos de felicidad en los hogares, los españoles califican un año más con una nota por debajo del notable -un 6,65- el estado de sus casas en cuanto a una adecuada temperatura, el ahorro en consumo energético, su insonorización u otros aspectos como el aprovechamiento de espacios, fórmulas por las que precisamente velan tanto Cuida tu Casa, la iniciativa de Andimac para mejorar el confort en los hogares, como Habitissimo.

De acuerdo al estudio, los tres puntos fuertes de las viviendas españolas son la conectividad en el hogar, el bienestar que genera a sus usuarios o sus ergonómicas y prácticas estancias. Por el contrario, el control de la temperatura en invierno y en verano, los ruidos o el aprovechamiento de espacios, siguen siendo las principales asignaturas pendientes de las viviendas en nuestro país.

Y es que todavía el 5,1% de los españoles, asegura sufrir problemas asociados al confort térmico en sus viviendas; el 35,7% afirma que sus hogares presentan problemas asociados con el ruido, el 48,7% muestran deficiencias en la funcionalidad de espacios y el 68,4% subraya que sus casas están muy poco adecuadas para ahorrar en consumo energético.