A los 48 años de la muerte del arquitecto, su estilo de líneas rectas donde la elegancia se base en el “menos es más” sigue siendo tendencia.

Hoy se cumplen 48 años de la muerte de uno de los arquitectos más importantes del siglo XX, Mies Van der Rohe, por ello desde habitissimo queremos homenajear su gran aportación a la arquitectura y diseño de interiores, analizando en profundidad su estilo. Hay que recordar que la máxima para este arquitecto es restar hasta que todo encaja, de allí su frase celebre: “menos es más”. La frase convertida en un mantra sintetiza la gran aportación de Van der Rohe a la arquitectura.

arqhys.com

arqhys.com

Para Van der Rohe, la elegancia se basa, precisamente, en mostrar espacios casi desnudos, con pocos muebles, pocos colores y pocos elementos decorativos. Así pues, las viviendas que siguen esta tendencia apuestan por una decoración sencilla donde los muebles son simples, evitando los elementos recargados y barrocos.

Las líneas rectas predominan en su estilo, por lo que los muebles deben ser todos cuadrados, rectangulares y muy simples. Para conseguir decorar un espacio con estilo de Mies Van der Rohe, debemos seguir su máxima de menos es más y optar por un diseño sencillo con formas geométricas puras, líneas rectas y materiales nobles. También se priorizan los muebles de baja altura y anchos. Los materiales más adecuados para cumplir con las premisas de este estilo son el cemento, el cristal, las piedras o la madera.

pinterest.com

pinterest.com

En su arquitectura Mies Van der Rohe quiere transmitir la sensación de amplitud y pureza, por ello, apuesta por la luz como elemento clave para conseguir esa sensación. La iluminación juega un papel muy importante en su estilo, pues sus casa y edificios predomina la luz natural y la sensación que la que la casa participa de la naturaleza que la rodea.

Los colores que predominan en éste tipo de decoración son los neutros y el color blanco y que tengan una monocromía entre todos los elementos que se hallan en el espacio.

Casa propiedad y diseñada por Peter Schmidt

Casa propiedad y diseñada por Peter Schmidt

Hay que tener en cuenta que aunque se suele pensar que es un estilo sencillo, siempre está compuesto de alguno o todos estos elementos que inyectan vida y elegancia al espacio. Los “adornos” en estos espacios también tienen cabida, no hace falta que la casa esté completamente vacía. Lo que sí que se tiene que procurar es que estos elementos diferentes sean únicos en cada estancia, así destacarán por ellos solos pero sin romper con la monocromía necesaria de este tipo de decoración.