Las altas temperaturas que se están dejado sentir este verano en Baleares han llegado a convertir el aire acondicionado en un imprescindible en los hogares, por este motivo en estos diez días ha aumentado un 42,73% la demanda por éste servicio. 

Las altas temperaturas que se registraron en Baleares durante la última semana provocaron un aluvión de solicitudes de presupuestos para la instalación de aparatos de aire acondicionado. En concreto, en los últimos diez días aumentaron 50,58 % las peticiones recibidas, según datos de habitissimo.

Si bien en los últimos días se ha registrado un incremento de este tipo de instalaciones, se trata de una tendencia que se ha dado a lo largo del verano. Este año se han recibido un 42,73 % más de solicitudes de presupuesto para la instalación o reparación de aires acondicionados que durante el verano del año anterior.

Este alza de la demanda se ha extendido a todo el Estado, si bien las Islas lideraron el número de peticiones a lo largo de la semana pasada. Cabe recordar que algunos municipios de las Islas alcanzaron las temperaturas más elevadas de España.

El coste medio de los proyectos de aire acondicionado se sitúa en 1.000€
El coste medio de la pre-instalación de un aparato exterior y un aparato interior de gama básica es a partir de 800-1.000 euros. Aunque en plena ola de calor estos precios pueden llegar hasta los 2.500 euros.

El coste de mantenimiento o cambiar la ubicación del “split” se sitúa en los 60€ de media, así como para recargas y otras revisiones básicas. Una instalación tiene un coste mínimo de 241€, luego el precio final dependerá del modelo elegido, pero podemos estimar que el precio total de la instalación de aire acondicionado está entre los 1000-1500 euros.

Consejos para elegir un aparato de aire acondicionado para que no afecte a la factura de la luz ni a la salud
A la hora de comprar un aparato de aire acondicionado deben tenerse en cuenta ciertos aspectos para conseguir mayor eficiencia en su uso. Es fundamental mirar la potencia, clasificación energética y presión sonora. Además, según el tamaño de la zona a acondicionar necesitaremos una potencia determinada, así, para una estancia de 30m2 es necesario unos 2,7 kw. La clasificación energética es la relación entre las frigorías que  produce el aparato y el consumo eléctrico, la escala va de A+++, cuanto mejor sea, más se ahorrará en la factura de la luz.

Por otra parte, si el aparato tiene tecnología Inverter, detecta los cambios de temperatura para proporcionar la potencia necesaria en cada momento, esto supondrá un ahorro del 25% de la factura. Los aparatos que funcionan con wifi o mediante app permiten optimizar su uso ya que se pueden controlar desde el móvil incluso estando fuera de casa. En este sentido, algunos incluyen el control de presencia, que permite que el aparato se instale automáticamente cuando no haya nadie en una estancia.
Los modos “eco” también son muy recomendables ya que pueden ahorrar un 30% del consumo, como la función nocturna que permite programar las funciones para que se apaguen por la noche.