El día comienza en habitissimo y podemos comprobar como la gente va llegando a la oficina. Se van encendiendo las pantallas entre caras de sueño y olor a café recién hecho. Al rato empezamos a percibir cómo se van formando pequeños grupos en las diferentes esquinas de la oficina. Nos comentan que esto son los briefs donde cada miembro del departamento cuenta a sus compañeros sus prioridades y objetivos del día. Observamos cómo los grupos se van descomponiendo para crear unos nuevos (según los proyectos que habitissimo tiene en marcha). Finalmente sólo queda en pie un gran ruedo al lado del ventanal de la primera planta, es el grupo de los Chiefs, donde cada responsable de área comenta ante los otros responsables las iniciativas y prioridades que tiene su equipo. Así, toda la empresa está en sintonía, todos conocen las prioridades de todos, pudiendo colaborar unos con otros para poder llegar al objetivo propuesto. Por fin podemos descubrir realmente lo que es el trabajo en equipo.
La mañana continúa y podemos apreciar como los empleados se mueven por la oficina con diferentes patinetes, pasan drones y aparece Elmer (un flotador en forma de unicornio que se ha convertido en la mascota de la oficina).  De repente se oyen aplausos en el fondo de la oficina, son para homenajear el trabajo bien hecho de un empleado. Y es que en esta empresa se pone atención y dedicación a todo lo que se hace para que el resultado sea mejor de lo esperado, siempre quiere mejorar.

oficinas2

No sé muy bien como ya son las 11h de la mañana y uno de los empleados me comenta “ahora prepárate para las galletas de los nuevos”, automáticamente se presentan ante nosotros 13 personas con cajas de galletas danesas en la mano. Nos cuentan que cuando uno empieza en habitissimo, la empresa ofrece un “onboarding” para que el empleado pueda conocer cómo funcionan los diversos departamentos de habitissimo. El primer día se les hace la introducción a la empresa de una forma muy original: los “novatos” deben presentarse a los empleados y ofrecerles una galleta, la misión tener la caja vacía en menos de 2h. Por otro lado, deben realizar una gincana y buscar quién es quién en la oficina, conociendo los “trapos sucios” y características de sus nuevos compañeros.

Entre galleta y galleta podemos comprobar como es el ambiente en la oficina. Ya no son sólo las paredes pintadas con mensajes motivadores, ni las guerras de pistolas para desestresarse, ni las mesas con accesorios y juguetes; es mucho más. Es el buen rollo que se respira en toda la oficina y esto no es cuestión de magia, sino de la dura labor que se realiza desde el departamento de Personas, Felicidad y Cultura (ya sólo el nombre del departamento suena a buen rollismo). Este departamento ha creado diferentes herramientas e iniciativas para que los empleados se sientan lo más cómodos posibles y tengan una actitud positiva frente al trabajo.

marketing

Se acerca la hora de comer y nos adentramos al comedor. A simple vista no se ve mucha diferencia con un comedor normal, pero el elemento diferenciador se refleja poco a poco con la mezcla de empleados de la oficina. No existen los grupos de comida, sino que todos hablan con todos. Además, durante la comida me comentan que existe una plataforma interna como facebook, llamada habitissimo.party donde los trabajadores pueden hablar las cosas y aportar nuevas ideas para mejorar la empresa. Y es que habitissimo es una empresa abierta el cambio, donde se hablan las cosas.

Tras finalizar la comida nos damos una vuelta por la oficina y empezamos a oír diferentes acentos nos trasladan a diferentes países latinoamericanos y europeos. Los trabajadores me comentan que cuando oyen las historias de profesionales pueden ver en primera persona como las acciones de habitissimo tienen impacto. Por ejemplo el profesional Dante Ramírez comenta sobre habitissimo: “Cuando me di de alta no tenía ni para tomarme un café, gracias a habitissimo en mayo me di de alta de autónomos y ya tengo a 3 trabajadores” Y son estos comentarios los que te hacen sentirte afortunado de formar parte de la familia habitissimo.

Al marcharnos del edificio de habitissimo en el ParcBit salimos convencido de una cosa: a los trabajadores de habitissimo les apasiona lo que hacen, son felices con su trabajo.

foto cumples