Actualmente en España existen en torno a un millón de piscinas particulares según los datos del último estudio, de la Asociación Española de Profesionales del Sector de la piscina (Asofap). Pero este verano se pretende aumentar mucho más esta cifra. La reactivación del mercado se ha hecho notar en marketplace enfocados al sector de la construcción y las reformas, como habitissimo que en el mes de junio ha constatado un aumento del 39,36 % de la demanda de piscinas privadas a nivel nacional en comparación con el periodo estival del año pasado. Entre las provincias con más demanda por la construcción de piscinas son Islas Baleares que ha registrado un crecimiento interanual del 83,43%.

La fiebre por las piscinas privadas ha llegado a las Baleares. Si en años anteriores se solicitaban 115 peticiones para la construcción de piscinas, ahora se ha duplicado la demanda, llegandose a registrar 230 peticiones en un mes. Y es que tener una piscina propia ya no se ha convertido en algo imposible y esto se debe a la evolución de materiales y alternativas que permiten construir en un tiempo reducido y un precio menor. “En un tiempo medio de 10 días se puede instalar una piscina prefabricada por 3.000€”, según nos explica los profesionales del portal habitissimo.

Sobre las preferencias en cuanto a la tipología de piscinas. Un 35,8% solicita la instalación de piscinas prefabricadas en sus jardines, mientras que un 30,2% las prefiere de obra. Observamos como la tendencia ha cambiado, ya que hasta hace pocos años los residentes apostaban por las piscinas de obra, pero la evolución de materiales ha permitido que aumente la tendencia de piscinas prefabricadas que tienen un precio más reducido y menor tiempo de instalación.

Un dato destacable es el aumento de las piscinas de cemento pulido (19%). Una tendencia en la construcción de piscinas. Las piscinas de microcemento se adaptan a todos los tamaños y rincones. Es un material muy versátil  ya que se ajusta a cualquier superficie, creando tanto líneas rectas o líneas curvas. Y es que la personalización de las piscinas de microcemento es quizá una de sus mayores ventajas. No sólo en las formas y tamaños, también en el acabado. Además, el microcemento es un material resistente que no requiere demasiados trabajos de mantenimiento. “El precio medio de la construcción de una piscina de microcemento es de 18.000 euros y el tiempo de ejecución de trabajo es de 20 días”, nos confirma habitissimo.

Documento sin título (1)-000