La música es el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios utilizando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo. Ésta tiene una dimensión universal y múltiples estilos y corrientes.

Por ello, hoy el día internacional de la música, habitissimo te muestra cómo las preferencias musicales de los propietarios de la vivienda se reflejan en la decoración de sus hogares:  

 

Los fans del Pop

POP:Casahaus

La música pop transmite alegría y buenas vibraciones, por ello la casa de los amantes del pop debe transmitir el mismo buen rollo y frescura. Para ello se utilizarán colores vivos como: el naranja, el amarillo, el verde, el rojo, el azul o el morado, combinados con blanco para que resalten bien y que la estancia no se convierte en un ambiente agobiante.

Las curvas y las ondulaciones son el alma del espíritu pop, por este motivo suelen predominar los sofás curvo, sillones de diseño, pufs de formas sugerentes, etc. Aunque lo verdaderamente bonito del estilo pop son los cuadros, éstos mantiene la estética Warhol compuesta por colores muy llamativos cuyos protagonistas suelen ser de actrices o músicos icónicos. ¿A quién no le apetece escuchar Common People de Pulp en este salón?

 

Los rebeldes del Punk-Rock

Punk

El punk se ha relacionado siempre con el descontrol, la destrucción y el desorden, pero no tienen porqué ser así. Se puede plasmar el estilo punk en el hogar mediante la formas el color y los volúmenes agresivos conecte con tu naturaleza rebelde, sin tener la casa desordenada.

Uno de los elementos característicos para plasmar la rebeldía tan propia de éste estilo, es la utilización de cuadros o vinilo de pared de espíritu punk, que permiten plasmar ideas e imágenes icónicas de este movimiento. En cuanto al mobiliario suele utilizarse sofás de cuero o pieles y muebles de corte muy moderno, que combinan a la perfección con lámparas de inspiración industrial.

Además destacar que existe una variación denominada “Pretty Punk“, en la que el punk se mezcla con lo romántico y los tonos oscuros se suavizan con rosas, fresas chicle o amarillos.

 

Country, los del estilo tejano 

country

El estilo country nunca pasa de moda, tanto en la música como en la decoración de interiores. La música country se caracteriza por sentimiento de pertenencia y por el respeto a la sencillez, y esto también se plasma en los hogares de los fans de este tipo de música. Suelen ser hogares decorados mediante materiales naturales que nos transmiten una sensación de un espacio acogedor y personal.

Por ello, los hogares de los amantes del country suelen utilizar mobiliario de madera tanto maciza, torneada o pulida y sin barnizar o pintada en tonos mates. Además incorpora elementos decorativos con símbolos de nativos americanos aportan color y textura al hogar.

 

Los amantes del Blues

blues

En los blues el cantante intenta expresar sentimientos en lugar de contar historias, donde por lo general se manifiestan emociones tales como la tristeza o la melancolía.

El estilo industrial encaja con ese sentimiento de melancolía, ya que no busca espacios perfectos, sino que se trata de un estilo con texturas llenas de irregularidades e imperfecciones para es mostrar la mella del tiempo en los materiales usados (zonas descoloridas o manchadas). Por ello, las paredes de ladrillo vista son el elemento por excelencia de este tipo de estilo.

La paleta de colores usada para la decoración del espacio son: negro, gris, marrón, beige y azul, en tonos oscuros y tierras. Además, los muebles de estilo industrial suelen estar desgastado y hechos en metal o cuero, además se caracterizan por sus tonos oscuros, fuertes y fríos. La idea de incorporar muebles antiguos en el hogar, es saberles dar su propio espacio en la decoración, sobretodo porque tienen una gran carga visual y hay que saber cómo combinarlos con el resto de objetos y accesorios.

 

Los cultos de la música clásica

clásica

La música clásica es considerada como “la culta”, propia de un ambiente muy formal, refinado y elitista. Los conciertos se caracterizan por su gran solemnidad, donde el público se mantiene una actitud muy respetuosa, deleitándose en silencio.

Por este motivo, los apasionados por éste tipo de música, suelen tener hogares clásicos, donde se respira una elegancia atemporal. Suelen ser ambientes que huyen del minimalismo, recargados de piezas y complementos, pero todos ellos dentro de una atmósfera de armonía.

La paleta de colores que se utiliza para decorar es una paleta neutra compuesta por: blancos, beige, cremas… Pero los elementos que definen este estilo son:  los muebles estilo Luis XV, los espejos con marco de oro y alguna antigüedad, que ayudan a crear el ambiente perfecto para escuchar una pieza de Chopin.