7 consejos para ser un buen gestor de contactos online

Tienes formación y experiencia en tu sector. Además, estás en habitissimo y tienes acceso a un flujo continuo de potenciales clientes. ¿Ya estás list@ para hacer crecer tu negocio?

Empecemos con un flashback: ¿recuerdas la época en que la publicidad de tu negocio se basaba en anuncios en papel: buzones, prensa, carteles publicitarios? Por suerte, los tiempos han cambiado y estamos en la época digital: ahora puedes invertir para conseguir clientes y controlar en detalle el retorno de tu inversión.

Eso sí: tú también vas a tener que adaptarte a la gestión de los contactos que te llegan a través de Internet.

¿Por qué? Ten presente que el cliente potencial ha llegado a ti porque está haciendo una búsqueda activa de información y está a tan solo un clic de obtenerla. Por lo tanto, para que tu gestión acabe en éxito total tienes que ser el mejor.

Aquí compartimos contigo algunos consejos que surgen de nuestra experiencia de más de 6 años en este negocio, y del feedback de usuarios expertos de habitissimo:

  • La rapidez al contactar es fundamental. Llama el mismo día que el cliente hace la solicitud, preferiblemente en cuanto recibes los datos de contacto, sin dejar pasar ni un minuto. Ten en cuenta que la persona que pide información por la web está haciendo una búsqueda activa, por lo que le gustaría tener una respuesta lo antes posible. Si pasa mucho tiempo desde el momento que manifiesta su interés y tu contacto puede que ya se haya enfriado y posponga su proyecto. O que haya encontrado su solución en otro sitio.
  • Habitualmente la primera toma de contacto será por teléfono por lo que el tono de voz, el lenguaje que uses y las sensaciones que transmitas serán la clave del inicio de la relación profesional. Empatizar con el cliente potencial es esencial, y la psicología nos dice tan solo tienes unos 30 segundos para captar su interés. Lee su solicitud antes de llamar: preguntarle por algún detalle demuestra interés y proactividad por tu parte. Si al llamar no contesta, deja un mensaje en el buzón de voz. Intenta que este mensaje suene profesional: nombre completo, motivo de la llamada y dile cuándo volverás a llamarle (para no obligar al cliente a devolverte la llamada, y mantener el control del contacto).
  • Cuando tu cliente potencial prefiere otras formas de contacto (e-mail, WhatsApp), adáptate a sus necesidades. Cuida la ortografía y el tono del mensaje, piensa que algo por escrito perdura en el tiempo. No pienses que estas formas de contacto son un handicap: son una oportunidad para poder contactar con más clientes potenciales simultáneamente.
  • Una vez habéis fijado una cita, la imagen es importante. Ten en cuenta detalles como confirmar la visita un día antes de la cita, ser puntual, con un aspecto cuidado, entregar una tarjeta de visita, dar un trato personalizado y siempre con actitud positiva. ¡Recuerda! No es lo que dices, sino cómo lo dices.
  • Acuerda el plazo en el que le vas a entregar la información que solicita y la vía por la que se lo vas a pasar (e-mail, en mano…).
  • Una vez has presentado tu propuesta, y tras un tiempo prudencial para estudiarla, si él cliente no te ha respondido, ¡llámalo! La mejora forma de saber qué objeciones podrían retrasar su decisión es preguntando y haciendo seguimiento. Así, podrás ofrecer una alternativa.
  • Lleva el boca a boca de la calle a un entorno online. ¿Por qué es importante que otros clientes puedan leer opiniones de otros usuarios? Porque ganas credibilidad. Si tienes buenas referencias aumentas la probabilidad de conseguir a un cliente. Pídelas activamente desde Tu Perfil.

En definitiva, la competencia en el sector es mucha y tienes que desarrollar tus habilidades comerciales al máximo. ¡El éxito de tu negocio depende de ti!