Algunos profesionales de la arquitectura sorprenden con sus creaciones; es éste el caso del arquitecto japonés Kotaro Horiuchi, que ha construido en sus oficinas de Nagoya una caverna de papel de impresionante diseño.

cavernatapa

El salón, que parece haber escapado de una película de ciencia ficción, está construido con arcos de papel de fibra de vidrio blanco, colgados de lado a lado.

cavernadeabajo

Cada capa posee un dibujo curvo diferente, para crear el efecto de techo ondulante.  La única pieza de mobiliario es una larga mesa de mármol artificial blanco, con un diseño ondulado que parece hacerla flotar. De la superficie de la mesa brota luz en diferentes intensidades, a través de hoyos distribuidos en forma irregular, que también pueden ser usados para colocar objetos.

cavernamesa

En uno de los extremos de la caverna, paneles de fibra de vidrio dispuestos en capas permiten la entrada de luz, que inunda suavemente todo el espacio.

cavernafondo

El salón no fue concebido con un fin específico, y su creador espera que pueda ser utilizado como oficina, un bar o simplemente como un lugar de encuentro.

Visto en dezeen.com