toc toc vintage 2

La vida de Sonia se rige por una máxima irrenunciable: la vida es para disfrutarla y uno tiene que sentirse feliz con lo que hace. Siguiendo sus convicciones, hace justo un año decidió dar un vuelco a su vida y, sin que fuera premeditado, se vio inmersa en la aventura de Toc Toc Vintage, un estupendo blog sobre estilo de vida y decoración en el que, como no podía ser de otra forma, se nota lo mucho que su autora disfruta escribiéndolo.

– ¿Qué es Toc Toc Vintage?

– Un blog personal donde sobre todo comparto mis gustos en relación a la decoración, tanto de espacios particulares como comerciales, ya sean hoteles o restaurantes, además de tiendas interesantes. Tampoco tiene un patrón muy definido ya que a medida que el blog ha ido creciendo, he incorporado una sección de viajes, pinceladas musicales y también alguna que otra experiencia personal, sin llegar a exponer del todo mi vida. Los contenidos están muy influenciados por Barcelona y París, la ciudad en la que vivo y la ciudad donde me gustaría vivir algún día y que, de momento, me conformo con visitar de vez en cuando.

– ¿Cómo nace?

– Escribir un blog era una tarea pendiente que por falta de tiempo nunca conseguía llevar a cabo. De hecho empecé a escribir uno hará un par de años y sólo fui capaz de publicar un post. En verano del año pasado decidí dejar mi trabajo así que ya no tenía excusa. Desde que naLoció el blog, la esencia siempre ha sido la misma: permitirme abrirme a un mundo que me apasiona desde hace años y que me ha ido atrapando cada vez más hasta el punto de empujarme a dar un giro profesional. El blog no es más que mi compañero de viaje en esta fase en la que me encuentro y que además me está descubriendo experiencias, lugares y sobre todo gente muy interesante con la que establecer sinergias y alguna que otra colaboración futura.

– ¿Cómo empezó tu pasión por la decoración en general y por el vintage en particular?

– Desde que era pequeña siempre tuve claro que quería ser periodista a pesar de que lo que más me gustaba era jugar a las casitas ( jaja!). De alguna manera esa inquietud por dar forma a los espacios siempre me ha acompañado pero nunca había sido consciente de que pudiera llegar a convertirse en una profesión. Me he dedicado al periodismo deportivo durante 14 años pero hace unos 6 aproximadamente ya estuve a punto de virar hacia el mundo de la decoración y el interiorismo al quedarme sin trabajo. El hecho es que enseguida me volvieron a contratar y el tema quedó aparcado. Pero sin darme cuenta me he ido sintiendo cada vez más atraída por concretar esa antigua aspiración hasta que finalmente decidí lanzarme a ello. Mi pasión por el vintage no ha sido más que parte del proceso. Creo que las piezas antiguas -y en ese apartado me quedo con lo que se produjo en los años 50 y 60- tienen mucha personalidad y aportan carácter a los espacios. Me considero una persona a la que le gusta mezclar y creo que lo viejo y lo nuevo no está reñido, al contrario, se complementa a la perfección.

– Toc Toc Vintage llama la atención por cómo mezclas la decoración con anécdotas, gustos y aspectos de tu vida particular. ¿Sientes que has creado un estilo propio?

– Pues no sabría decirte, pero en cambio sí que creo que el tono del blog en general es muy reconocible, porque siempre he escrito sobre lo que me ha apetecido.

– ¿De dónde sacas la inspiración?

– De todo lo que observo en mi día a día: en las redes sociales, en la calle, en una película, en escenas cotidianas… Siempre he sido muy observadora y ese aspecto lo he potenciado con mi faceta periodística.

– ¿Qué es lo que más te enorgullece del año que el blog lleva en marcha?

– Que por el momento no he perdido las ganas de escribir y que siempre me he dejado llevar por la espontaneidad. Creo que eso es lo más importante para disfrutar de verdad escribiendo un blog, sin que eso se convierta en una especie de obligación. Considero que la principal dificultad es mantener una continuidad actualizando los contenidos y que éstos además sigan siendo auténticos y elaborados. Detecto muchos blogs que publican por publicar y que parece que les preocupa más la cantidad que la calidad, y personalmente creo que es un error.