Nostálgico y elegante. El estilo vintage en decoración nos permite recrear el espíritu de décadas pasadas, y crea en nuestros ambientes una atmósfera muy especial. Conozcamos sus principales características, y cómo luce en cada ambiente de nuestra casa.

Imagen de hogarutil.com

Imagen de hogarutil.com

Principales características del estilo vintage

  1. El vintage se basa en la recuperación y restauración de piezas viejas, que no se consideran aún antigüedades; son objetos pertenecientes a las décadas comprendidas entre los años ´30 y ´70.
  2. El estilo vintage no requiere ambientes completamente uniformes; puedes combinar elementos vintage con otros más modernos, y obtener excelentes resultados.
  3. Los muebles son el principal recurso para lograr un ambiente vintage; poseen una estética vieja, restaurada, e incluso descuidada, pero siempre elegante. Es muy común encontrar piezas con un cuidado desgaste, logrado con patinados y decapados.
  4. Los accesorios decorativos también son fundamentales para lograr la atmósfera vintage; libros antiguos, objetos restaurados, teléfonos y frascos de perfume antiguos, canastos de mimbre, arañas, lámparas antiguas, baúles desgastados y piezas de cobre, son algunos ejemplos.
    Imagen de portobello-deco.com

    Imagen de portobello-deco.com

  5. El estilo vintage abarca una amplia paleta de colores, aunquepredominan los tonos naturales de madera, el blanco roto y los tonos pasteles.
  6. Las paredes pueden acompañar la decoración en estilo vintage con un papel tapiz que evoque décadas pasadas, cuadros con dibujos de esas décadas y espejos con marcos envejecidos.
  7. Los textiles suelen ser estampados florales, tanto en fibras naturales como sintéticas.

En el salón

En este bello salón, el efecto vintage está presente en cada detalle: los sillones, el mobiliario, el macetero de pie, los objetos decorativos, los libros y la alfombra.

Imagen de bricodecoracion.com

Imagen de bricodecoracion.com

En el comedor

En la fotografía, un comedor en el más puro estilo vintage; las mesas y sillas, la lámpara, el papel pintado, el suelo de madera… un viaje a los años ´50 y ´60.

Imagen de muebleskimobel.es

Imagen de muebleskimobel.es

En el dormitorio

Las habitaciones vintage son románticas y elegantes. Aquí vemos un hermoso dormitorio repleto de detalles vintage: la lámpara de techo, la cama antigua, el baúl desgastado, los espejos con marco restaurado y el mobiliario antiguo.

Imagen de portobello-deco.com

Imagen de portobello-deco.com

En la cocina

En esta hermosa cocina, observamos un claro ejemplo de lo bien que combinan el estilo vintage con otros más modernos: el suelo y las paredes, el mobiliario de los ´60, los modernos electrodomésticos, las lámparas colgantes de estilo industrial y la mesa restaurada.

Imagen de decoracion.facilisimo.com

Imagen de decoracion.facilisimo.com

En el baño

Puedes lograr un estilo vintage en tu baño a través de varios recursos, por ejemplo, con grifería de bronce antigua y una bañera de cuatro patas restaurada. En la fotografía, un cuarto de baño típico de la década del ´70.

Imagen de decoracion.facilisimo.com

Imagen de decoracion.facilisimo.com

Recuerda:

  • El estilo vintage puede convivir con mobiliario y objetos actuales; el contraste antiguo/moderno, cuidado/descuidado da como resultado espacios armónicos y elegantes.
  • El vintage no debe confundirse con el estilo retro; este último se basa en la utilización de elementos similares a los de otras décadas, pero de fabricación actual. Ejemplo de esto sería una cocina: si compramos una de los años ´50, la restauramos y colocamos en nuestra casa se convierte en vintage, si compramos una actual con diseño de los años 50, eso es retro.