Nostalgia y color. El estilo retro en decoración recupera la estética de los años 40, 50, 60 y 70´s , invitándonos a viajar al pasado. Recorramos distintas propuestas de decoración retro, y conozcamos las características que lo definen.

Imagen de decorablog.com

Imagen de decorablog.com

Principales características del estilo retro

  1. El estilo retro utiliza elementos muy representativos de los años ´40 a los ´70, fabricados en la actualidad. Es un homenaje a aquellas décadas, tan prolíficas en materia de decoración.
  2. La paleta de colores utilizada para adornar este estilo es muy amplia y corresponderá a la tendencia elegida: desde los colores brillantes, con contrastes y algo excéntricos, hasta las elegantes combinaciones de marrones, también de blanco, rojo y negro.
  3. En paredes, los papeles estampados juegan un papel fundamental.
  4. Los muebles de este estilo son de fabricación actual, pero típicos de la época.
    Imagen de portobellostreet.es

    Imagen de portobellostreet.es

  5. Las formas geométricas dominan el estilo; círculos, rectángulos y zig – zag
  6. Los textiles son muy importantes en este estilo, y nos transportan a aquellas décadas con lunares, rayas y flores. De todos modos hay que considerar el resto de la decoración, para no sobrecargar el ambiente.
  7. Los materiales que predominan en esta decoración son la pana, los tejidos sintéticos, vinilo, cuero, materiales plásticos y metálicos.
  8. Algunos elementos decorativos pueden destacar a artistas de la época, y diferentes tipos de arte, por ejemplo, el pop-art. Son muy utilizados los pósters, objetos de vidrio y metal.

En el salón

Existen múltiples formas de sumar el estilo retro a nuestro salón. En la foto, el papel pintado, los textiles y la elegante silla al tono aportan toda la elegancia del retro en ocre y dorado.

Imagen de decoluxe.net

Imagen de decoluxe.net

En el dormitorio

¿Qué opinas de este colorido dormitorio? No hay espacio en este dormitorio donde no se respire la década del ´70; paredes, alfombra, mobiliario, e incluso la ropa de cama nos dan la sensación de haber entrado en el túnel del tiempo.

Imagen de homedesignlover.com

Imagen de homedesignlover.com

En el comedor

Brillante. Un atrevido comedor en amarillo en el que, nuevamente, el papel pintado con motivos de los 60´s hace la diferencia.

Imagen de housetohome.co.uk

Imagen de housetohome.co.uk

En la cocina

Las cocinas retro son hermosas; nos permiten jugar con el color y el brillo en electrodomésticos y mobiliario. En este caso, una cocina clásica en rojo, negro y blanco, con mucho brillo y cuidada hasta el último detalle.

Imagen de decorandoyrenovando.blogspot.com

Imagen de decorandoyrenovando.blogspot.com

En el baño

El retro en el baño estará marcado principalmente por los azulejos y el mobiliario. En la foto, todo el cuarto de baño respeta el estilo: suelo y paredes, bañera, lavabo e iluminación.

Imagen de therightathome.com

Imagen de therightathome.com

Recuerda

  • El estilo retro debe aplicarse con armonía y equilibrio, para no caer en estridencias. No debemos acumular elementos inútiles. A veces, un sólo elemento bien utilizado puede lograr un gran efecto.
  • Una vez elegida la década que vamos a representar en nuestro ambiente, debemos informarnos de los colores, decoración, mobiliario, tipo de electrodomésticos, etc que marcaron el interiorismo de esos años.
  • No debe confundirse con el estilo vintage; este último se basa en la recuperación y restauración de objetos antiguos. Ejemplo de esto sería una cocina: si compramos una de los años ´50, la restauramos y colocamos en nuestra casa se convierte en vintage, si compramos una actual con diseño de los años 50, eso es retro.