Equilibrio, simetría, simpleza y espiritualidad. Si eres un apasionado de la cultura y el estilo de vida oriental, seguramente te gustará acompañarnos en este recorrido, en el que conoceremos las principales características del estilo asiático aplicado a la decoración, y veremos ejemplos de su aplicación en cada ambiente.

Imagen de i-decoracion.com

Imagen de i-decoracion.com

Principales características del estilo asiático

  1. La decoración asiática busca la armonía y la belleza, lograr ambientes donde se respire paz y conciencia espiritual.
  2. Se inspira en los países de oriente, China, Japón, India. Aunque podemos encontrar estilos decorativos propios de cada país oriental, el estilo asiático toma distintos aspectos de cada uno de ellos para lograr un estilo más general.
  3. Sus ambientes son simples, de espacios amplios y líneas puras, con pocos objetos, que permita la libre circulación de la energía y una mejor calidad de vida. En este sentido, el estilo asiático es cercano al minimalismo.
  4. Los colores remiten a la naturaleza: blanco, neutros, tostados, verdes, rojos y amarillos; el negro y otros colores, en pinceladas. Las paredes son claras y despejadas, pero no dudes en colocar un cuadro alusivo a la cultura oriental.
  5. Los muebles son de madera, de líneas sencillas y simétricas. Predominan los colores claros y el mobiliario de baja altura. Los paneles japoneses y los biombos dividen los espacios. Las plantas y flores aportan frescura.
    Imagen de decoist.com

    Imagen de decoist.com

  6. Los textiles son de seda, algodón u otras fibras naturales. Olvídate de los estampados modernos y telas sintéticas.
  7. Se prefieren los ambientes luminosos y con ventanales. Para la iluminación artificial, se utiliza luz indirecta o lámparas translúcidas de estilo chino.
  8. Los elementos decorativos son pocos pero muy bellos; predominan los elementos naturales como la madera, bambú, fuentes de agua, piedras, papel de arroz, mimbre y árboles bonsai. También inciensos, velas y hornos aromáticos.

En el salón

La sencillez del mobiliario combina a la perfección con las paredes y elementos decorativos para lograr un ambiente de estilo asiático bañado por luz natural.

Imagen de decoracion-deinteriores.com

Imagen de decoracion-deinteriores.com

En el comedor

El mobiliario en madera oscura se complementa en este caso con las paredes y alfombras en un tono verde seco, una imponente lámpara oriental blanca y el bello cuadro apoyado sobre el mueble.

Imagen de i-decoracion.com

Imagen de i-decoracion.com

En el dormitorio

El estilo asiático es ideal para el dormitorio. Puedes lograr un espacio ideal para el descanso con una decoración que transmita paz y serenidad. En esta imagen, destaca la sencillez del mobiliario, la relajante iluminación y el bello cabecero de cama.

Imagen de disenointeriorsalon.info

Imagen de disenointeriorsalon.info

En la cocina

Una cocina de estilo oriental debe ser amplia y permitir una circulación cómoda. En las cocinas asiáticas, el color y los detalles decorativos deben ser los protagonistas. En la foto, una hermosa cocina en tonos marrones.

Imagen de decoracionia.net

Imagen de decoracionia.net

En el baño

En el cuarto de baño, deben predominar las líneas simples y los muebles bajos. La decoración es la encargada de crear el espacio asiático ideal: objetos tales como el bambú, las orquídeas, las piedras e incluso el incienso van muy bien en el cuarto de baño.

Imagen de decoist.com

Imagen de decoist.com

Recuerda:

  • Si no deseas un cambio drástico en la decoración de tu hogar, puedes crear un espacio único y original ambientando un rincón de tu casa al estilo oriental, por ejemplo, un área de té. Separa este ambiente con un panel japonés, coloca una mesa baja, cojines en el suelo, decora el lugar y hazlo especial.
    Imagen de casa.univision.com

    Imagen de casa.univision.com

  • El estilo oriental remite a lo místico, lo espiritual y el relax; una iluminación indirecta, con velas o con lámparas de papel contribuye a lograr un ambiente íntimo.
  • No olvides consultar las reglas del Feng-Shui para una organización óptima de cada ambiente.