Los palés se han convertido en un referente del DIY, en este artículo os traemos otra de las formas para hacer de este armazón  un escritorio práctico y funcional. En el blog peculiarmee, la noruega Vilde nos presenta cómo hacerlo de forma sencilla, en alredor de una hora y media.

Lo primero que debemos tener, lógicamente, es un palé seleccionado, puede servirnos tanto uno envejecido como con apariencia nueva.

Pallet de Peculiarmee

Imagen de http://www.peculiarmee.com

Una vez que tenemos nuestro palé de lo que se trata es de quitar dos de las franjas que lo componen lo ideal es que sean la segunda y la cuarta, ya que los espacios que dejemos se convertirán en una estantería en la que tener a mano nuestros libros de cabecera. El resultado es como el de la siguiente imagen:

Palé de peculiarmee

Imagen de www.peculiarmee.com

Una vez que hemos conformado las baldas de nuestra futura estantería, es hora de realizar el soporte para nuestro escritorio.  Necesitaremos dos tablones  con la medida del ancho que deseemos darle. Para completarlo podemos utilizar las maderas que hemos extraído del palé, en el caso que estamos viendo se utilizaron tres, aunque si quisieramos darle más amplitud utilizaremos los que sean necesarios.

Palé de peculiarmee

Imagen de www.peculiarmee.com

Con el paso anterior realizado,  incorporamos el soporte que hemos realizado en el paso anterior y fijamos el palé (ahora ya escritorio) a la pared. Esta operación la realizamos mediante tornillos con tacos o con clavos, no lo olvidéis, ya que de saltaros este paso, hay muchas posiblidades de que el palé-escritorio caiga hacia delante por su peso.

Palé de peculiarmee

Imagen de www.peculiarmee.com

 

Y después de todo…sí, ya es hora de disfrutar de este escritorio  imaginativo y  funcional.

Escritorio-palé de peculiarme

Imagen de www.peculiarmee.com

Escritorio-palé de Peculiarmee

Imagen de www.peculiarmee.com

Escritorio-palé de Peculiarmee

Imagen de www.peculiarmee.com