Solemne y elegante. El estilo clásico en la decoración suele relacionarse con lo anticuado, pero si bien es cierto que se inspira en el pasado, no por ello resulta viejo o incómodo. Es un estilo caracterizado por el buen gusto, refinamiento y confort.

Imagen de hogartotal.imujer.com

Imagen de hogartotal.imujer.com

Principales características del estilo clásico

  1. El estilo exige la abundancia de elementos, pero perfectamente distribuidos. La clave es la simetría, que resultará en un espacio cálido, equilibrado y armónico.
  2. Los materiales utilizados son nobles: maderas como roble, caoba, cerezo y haya, además de la porcelana, el cristal y el bronce.
  3. Los muebles son de estilo antiguo, con patas torneadas estilo francés o inglés. Son comunes también los frisos y escayolas.
  4. Los colores base en el estilo clásico son los claros: tonos crema, amarillos y beiges en paredes, se conjugan con verdes, rojos y grises, para lograr un ambiente lujoso.
  5. Los textiles son refinados; cortinados pesados, alfombras suntuosas, telas estampadas y muy bien trabajadas como la seda, el terciopelo, la pana y los brocados.
  6. Los elementos decorativos son finos y delicados, basados en piezas artísticas: cuadros con marcos elaborados, candelabros, elementos de plata, porcelanas, vitrinas, etc.
  7. La iluminación de los ambientes clásicos es a través de lámparas de pie, arañas, o iluminación indirecta, para crear una atmósfera especial.

En el salón

El estilo clásico puede ser suntuoso o más conservador, pero siempre debe ser confortable. En este bello y luminoso salón, la simetría es la protagonista, destacándose los cortinados, junto a la alfombra y los candelabros.

Imagen de jsyk.org

Imagen de jsyk.org

En el comedor

La mesa y sillas son elementos centrales para aplicar el estilo clásico en el comedor; en este caso, perfectamente complementadas por el mobiliario, las cortinas y la iluminación. Un comedor clásico tradicional.

Imagen de i-salones.com

Imagen de i-salones.com

En el dormitorio

En la habitación el estilo clásico ofrece muchas posibilidades, pero siempre será mejor optar por colores claros y combinaciones suaves. En este dormitorio se respeta el estilo hasta el último detalle.

Imagen de decorartuhabitacionn.blogspot.com

Imagen de decorartuhabitacionn.blogspot.com

En la cocina

Las cocinas de estilo clásico son cálidas y acogedoras. Deben incorporar naturalmente los electrodomésticos, de líneas más modernas. En la fotografía, la cocina combina muy bien el tono crema del mobiliario con el negro de la araña y la encimera.

Imagen de decorarinteriores.biz

Imagen de decorarinteriores.biz

En el baño

Aunque el estilo clásico luce mejor en un baño amplio – por ejemplo, con una bañera con patas y muebles de estilo – también podrás aplicar el clásico a tu cuarto de baño a través de los espejos, la grifería o accesorios.

Imagen de gama-decor.com

Imagen de gama-decor.com

Recuerda:

  • El estilo clásico nunca pasa de moda; sus ambientes elegantes y acogedores, la nobleza y calidez de los materiales, el mobiliario refinado y su aspecto ordenado, convierten a este estilo en uno de los más elegidos para aplicar, total o parcialmente, en cualquier espacio.
  • No debe interpretarse como la acumulación de objetos o muebles pasados de moda; decorar una habitación con estilo clásico implica idear y crear un ambiente ordenado y bien planificado.
  • Algunas corrientes de diseño moderno han reformulado el estilo clásico tradicional, combinándolo con otros estilos o renovándolo.