revista tiempo

[…]

La fiebre del ladrillo supuso un antes y un después en la esfera inmobiliaria, pero en los últimos años este sector ha encontrado su propia forma de reinventarse: “Hemos visto que en los dos últimos años, los decoradores y diseñadores están teniendo mucho trabajo y creemos que tendrán más, ya que han sido de las profesiones más demandadas”, explican en Habitissimo. La compañía de obras y reformasonline es la líder indiscutible del sector –en cinco años han publicado más de un millón de presupuestos en ocho países, y desde allí relatan que las peticiones para encontrar un profesional de confianza a través de Internet en España han aumentado un 86,52%, mientras que el gasto medio por reforma fue de 7.502 euros en 2013. El perfil del contratante es muy variado, “desde gente que se ha comprado un piso y lo quiere redecorar, personas cuyos hijos se han ido de casa y quieren darle un nuevo uso a la habitación, o bien otros que quieren ampliar su familia y necesitan cambiar los ambientes. También personas con minusvalías o que quieren adaptar los baños para gente mayor, cambiando escaleras por rampas o suelos cerámicos por parqué”. Por otra parte, desde el Innadi opinan que no es que el sector cuente con más profesionales, sino que se ha reconfigurado y “ha supuesto la salida de los profesionales menos cualificados, mientras que por otro lado ha habido muchos arquitectos que han decidido formarse como interioristas y protagonizar un trasvase al sector del diseño de interiores”.

[…]

El artículo original se publicó el 21 de mayo en la revista Tiempo.