Tras la reforma, así quedo la buhardilla para las hijas de Carlos.
Carlos Tabernero es de Madrid, emprendedor y padre de tres niñas. Carlos pidió presupuestos en habitissimo porque necesitaba reformar una buhardilla diáfana para transformarla en el cuarto de juego de sus hijas. Pidió presupuestos en habitissimo y varios profesionales les hicieron llegar sus propuestas. Él y su mujer eligieron a los profesionales de Arquitectos Madrid 2.0, y en esta oportunidad nos cuentan su historia.
– Carlos, ¿recuerdas qué hacías el día que pediste el presupuesto para la reforma de tu casa?
– Mi mujer y yo hablábamos de reformar la buhardilla pero aunque teníamos una idea, no sabíamos cuanto nos iba a suponer económicamente, por lo que pensamos primero en solicitar varios presupuestos y ya decidiríamos en que nos embarcábamos. Nos metimos en Internet y encontramos habitissimo, pedimos varios presupuestos y cuando hablamos con  Arquitectos Madrid 2.0 nos animamos tanto que ya no había vuelta atrás. Queríamos hacerla y ya.
– ¿En qué consistía la reforma?
– Consistía en reformar una buhardilla diáfana, en un cuarto de juegos para mis tres hijas, con baño y pensado para que en un futuro sea el dormitorio de ellas con un armario para cada una, con baño, zona de estudio, zona para ver la tele o jugar con la Wii y zona de dormir.
– ¿Cómo era tu casa y cómo quedó después de la reforma?
– Era una buhardilla diáfana, con pintura de gotelé como nos dieron de obra, con un suelo de gres muy malo, poroso, una zona sin aprovechar.
– ¿Qué sensaciones tenías cuando te entregaron la casa y cuando tuviste que pensar en la reforma?
– Las reformas siempre son duras porque tienes la casa patas arriba, con el inconveniente que teníamos a tres niñas pequeñas, luego teníamos gente que entraba y salía de casa… además durante la reforma nosotros estuvimos viviendo en casa, pero ha merecido la pena.
– ¿Te ha gustado el resultado final?
– Si, es la parte que más me gusta de mi casa, mis hijas disfrutan mucho, y cuando las enseñamos a la gente, les encanta.
¿Cómo te sientes cada vez que llegas a tu casa reformada?
– Somos muy caseros y nos encanta la casa, en nuestra opinión nos ha quedado genial, les encanta a todos los que vienen a nuestra casa y mis hijas disfrutan mucho.
– ¿Qué te ha parecido encontrar a un profesional a través de Habitissimo?
– Cómodo, en una misma página pudimos disponer de varios presupuestos, pudimos concertar varias entrevistas e intercambiar opiniones. Pudimos elegir la empresa que se adaptaba más a nuestro presupuesto y a la idea que teníamos de nuestra reforma. Además nos daba la seguridad de trabajar con profesionales que se ocupaban de todo, absolutamente de todo, coordinando a la perfección todas las labores de carpintería, pintura, fontanería, albañilearía y electricidad, pudiendo de esta manera cumplir con los plazos marcados.
¿Cómo ha sido la experiencia con los profesionales de habitissimo?
– Fantástica, lo recomendaría a cualquier persona, el equipo de trabajo junto con nosotros, ha sido como una gran familia, todos juntos buscando soluciones a los pequeños imprevistos que fueron surgiendo. Al equipo de arquitectos los hemos tenido como parte de la familia, muy cercanos, profesionales.  Supieron desde el primer momento lo que queríamos, e incluso en una ocasión teníamos una idea de las puertas de los armarios y nos dijeron que no, que los iban hacer de otra manera que quedarían mejor, que confiáramos en ellos que sabía que nos iba a gustar, pero que si luego no era así que los quitaban, al final nos encantó.
– ¿Les dejaste alguna opinión en su ficha?
– Sí.
– ¿Qué fue lo que te inspiró para contactar con ellos?
– Nosotros teníamos muy claro como queríamos nuestra buhardilla  y ellos lo captaron enseguida, no fue el presupuesto más barato lo que nos hizo elegirlos, sino la confianza que nos dieron y lo profesionales que luego nos demostraron que fueron.  
 – ¿Recomendarías Habitissimo a otras personas?
– Sí, sin duda.