Si siempre relacionaste al color chocolate con lo antiguo, serio y aburrido, realmente te pierdes de algo especial. El color chocolate y todas sus variaciones pueden ir muy bien en cualquier ambiente y combinar con muchos colores, aportando calidez y elegancia. Veamos algunos ejemplos de cómo puedes hacer de tu casa un lugar único con este bello color.

Imagen de ‪housearquitectura.com‬

Imagen de ‪housearquitectura.com‬

El chocolate se asocia a la tierra, es un color sobrio que nos brinda calor, nos hace sentir cómodos, y logra un excelente contraste con el mobiliario moderno. Queda muy bien en paredes, pisos, mobiliario y elementos decorativos. Como reglas generales para cada ambiente, recuerda:

  1. Como ocurre con cualquier color, debes reservar los tonos más oscuros para las habitaciones y espacios grandes y muy luminosos, combinando con tonos claros como el blanco, el beige y el crema. Pintar todo un ambiente en color chocolate puede resultar agobiante y hacerlo lucir demasiado sobrio, si además tus muebles y pisos son marrón oscuro. Te recomendamos pintar todas las paredes en chocolate sólo si el techo, piso y mobiliarios son claros.
  2. El chocolate puede combinarse con colores fuertes como el rojo y naranja, si utilizas a uno de ellos como color principal y al otro sólo como complemento. Los resultados serán excelentes!
  3. En ambientes pequeños utiliza tonos claros en paredes, y deja los tonos más oscuros de chocolate para muebles y detalles decorativos.
  4. Juega con los diferentes tonos y variaciones del color chocolate en una misma habitación; prueba con las diferentes texturas y posibilidades: pintura, papel pintado, madera, cuero, textiles, alfombras, adornos… las posibilidades son infinitas.

En el salón

Este color quedará muy bien en tu salón, en especial si lo utilizas en distintos tonos. Si tus pisos son de madera, el chocolate será el complemento perfecto para lograr un salón cálido y elegante.

Imagen de ‪home-designing.com‬

Imagen de ‪home-designing.com‬

En el comedor

Las mesas, sillas y mobiliario en chocolate son un clásico del comedor; sin embargo, el chocolate puede acompañarte en cuadros, adornos, paredes y textiles, en tonos claros.

Imagen de ‪arqhys.com‬

Imagen de ‪arqhys.com‬

En el dormitorio

El chocolate puede ser aplicado a cualquier estilo de habitación; toda la gama de chocolates puede combinarse con tonos blancos, beiges y cremosos; con azules, rojos y verdes también quedará perfecto, utilizados como tonos secundarios en cabeceros de cama, muebles y textiles.

Imagen de decorablog.com

Imagen de decorablog.com

Para lograr un ambiente juvenil, puedes combinar el chocolate claro con tonos rosas, turquesas o naranjas.

Imagen de ‪notforboring.blogspot.com‬

Imagen de ‪notforboring.blogspot.com‬

En la cocina

Este bello color aporta calidez a tu cocina; el chocolate se ve muy bien en el mobiliario moderno, y su belleza se potencia combinándolo con suelos claros o madera. Si lo eliges para las paredes, aplica un tono claro o mediano.

Imagen de ‪decorandomejor.blogspot.com‬

Imagen de ‪decorandomejor.blogspot.com‬

En el baño

Anímate al chocolate en tu cuarto de baño junto con tonos neutros, cremas o naranjas para un toque contemporáneo. Recuerda que en un baño con colores oscuros es fundamental una buena iluminación.

Imagen de decorainteriores.biz

Imagen de decorainteriores.biz

¿En qué lugar de tu casa has decorado en tonos chocolate?