El color dorado se utiliza en la decoración desde la antigüedad, como símbolo de riqueza y poder. En esta temporada el dorado es uno de los colores de moda, que puedes aplicar en cualquier espacio de tu hogar; te ofrecemos algunos consejos e ideas para disfrutar en tu casa del cálido y elegante toque del oro.

imagen de Cocinas Brava

Imagen de Cocinas Brava

El dorado no es exclusivo las mansiones lujosas, ni debe estar reservado a la decoración navideña. Cada rincón de tu casa puede tener un elegante detalle dorado, sea cual sea tu presupuesto.

  1. ¿Cómo puedo combinarlo? El dorado combina con casi todos los colores – cálidos, fríos o neutros – pero ten en cuenta que es un color con mucha presencia, por lo tanto, procura no combinarlo con tonos demasiado fuertes, como los fluorescentes. Los colores con los que combina a la perfección son el blanco roto, el crema, el beige, los tonos chocolates, los grises oscuros y el negro – con estos dos últimos debes tener cuidado y no abusar ya que el ambiente puede quedar demasiado cargado -. También puedes animarte a combinar con púrpuras y rosados para lograr un ambiente exótico y femenino.
  2. Paredes: podemos utilizar pintura metálica o colocar papel pintado – puede ser totalmente dorado o con algún motivo o dibujo en color oro con un fondo suave -. Si te parece demasiado atrevido, puedes colocar guardas, vinilos o cenefas con detalles dorados, que aportarán elegancia a cualquier pared.
    Imagen de decoracion2014.com

    Imagen de decoracion2014.com

  3. Techos: si estás pensando en pintar el techo completo en color oro, procura elegir una tonalidad dorada clara, y que el resto del ambiente sólo contenga tonos dorados en accesorios y detalles. Si sólo estás pensando en un toque dorado para tu techo, puedes pintarlo sólo en parte, o colocar molduras doradas, y recurrir a lámparas empotradas o colgantes en color oro.
    Imagen de milideas.net

    Imagen de milideas.net

  4. Muebles y accesorios: son los elegidos a la hora de imprimir un tono dorado permanente a nuestros ambientes; en muebles, el dorado se utiliza principalmente como detalle decorativo en bordes y manijas. En el baño y la cocina, la grifería de cobre y los detalles en los accesorios y paredes aportan un toque dorado muy elegante.
    Imagen de chic-deco.blogspot.com

    Imagen de chic-deco.blogspot.com

  5. Pequeños detalles: si no te animas a apostar por el dorado en forma definitiva para tus paredes, techos o muebles, los accesorios son el recurso perfecto; marcos dorados para tus cuadros y espejos, adornos, candelabros, vajilla, centros de mesa, ropa de cama, cojines, lámparas, y miles de accesorios, totalmente dorados o sólo con algún detalle sutil.
    Imagen de decoestilo.mujerhoy.com

    Imagen de decoestilo.mujerhoy.com

El “consejo de oro”: la prudencia

Debes tener cuidado de no sobrecargar los espacios; el color dorado debe integrarse al resto de la decoración en su justa medida – que estará determinada en gran parte por el resto de los colores del ambiente -. Si no estás seguro, antes de tomar grandes decisiones, puedes consultar con un profesional en decoración para que te asesore.