Los salones actuales se han convertido en la base de cualquier trabajo decorativo que se vaya a efectuar dentro de una vivienda. A partir del salón es dónde realmente se realiza toda la decoración, ya que al fin y al cabo es la estancia más importante de cualquier tipo de casa.

Salón moderno

www.stylemotivation.com

Y dentro de esta estancia, normalmente el estilo más utilizado es el estilo decorativo moderno. Se trata de un estilo válido para viviendas de cualquier tamaño, y además es un estilo decorativo que encaja tanto en personas jóvenes como en personas mayores dado que colores tales como el blanco o el negro no tienen ninguna franja de edad limitada.

Salón moderno

www.buymyshitpile.com

A continuación indicamos todas las ideas importantes a tener en cuenta en el momento de decorar un salón moderno. Las ideas que utilizamos pertenecen a una idea decorativa sencilla y general, pero a partir de estas ideas también podemos personalizar el estilo moderno añadiendo algunos pequeños detalles que diferencien nuestro salón de todos los demás.

  1. Lo primero que hay que saber es que el estilo decorativo moderno está protagonizado por dos colores: el blanco y el negro. Desde los muebles hasta el suelo pasando por las paredes y por el techo son elementos en los que normalmente se utiliza alguno de estos dos colores si se desea dar un toque moderno a una estancia como el salón.
  2. Los muebles que se utilizan en el estilo moderno tienen ciertas similitudes con los muebles que se suelen utilizar en el estilo decorativo elegante con la diferencia de que las formas deben ser más redondas y curvadas. Es decir, los aspectos básicos de los muebles elegantes se mantienen intactos (colores en blanco o negro, diseños sencillos, etcétera) pero para darle el toque moderno al salón hay que tratar de elegir muebles con formas curvadas.
  3. En un salón moderno no puede faltar la decoración de la pared. Para ello lo recomendable es colgar un cuadro que ocupe gran parte de la pared principal del salón, y generalmente se suelen elegir cuadros con diseños abstractos que de alguna manera se correspondan con el arte moderno de hoy en día.
  4. Para quitar un poco de carga a la presencia del color negro y del color blanco, lo ideal sería añadir pequeños complementos decorativos tales como un jarrón, una lámpara o un pequeño mueble con algún color más llamativo (rojo, verde, etcétera).

Como se puede apreciar, el estilo decorativo moderno no esconde ningún secreto que no pueda llevar a cabo cualquier persona por su propia cuenta.