Los dormitorios infantiles no tienen por qué estar siempre decorados con el típico estilo infantil que podemos encontrar en el 99% de las casas. Si lo que buscamos es originalidad, al decorar el dormitorio infantil debemos darle una oportunidad a estilos decorativos poco frecuentes en esta estancia tales como el propio estilo vintage.

Dormitorio infantil vintage

www.thedesigninspirationalist.com

El estilo vintage en un dormitorio infantil está principalmente destinado a las casas grandes, ya que se trata de un estilo decorativo que siempre ha estado relacionado con las casas de pueblo o incluso las típicas casas de las películas americanas.

Dormitorio infantil vintage

www.thedesigninspirationalist.com

En este artículo se indican todas las claves a tener en cuenta a la hora de decorar un dormitorio infantil vintage. El resultado de esta idea decorativa es realmente vistoso y, lo más importante de todo, muy original.

  1. En primer lugar tenemos que decidir el diseño de las paredes. Teniendo en cuenta que hablamos del estilo vintage y que lo que se busca es decorar un dormitorio orientado hacia los niños, la opción más recomendable sería escoger unas paredes decoradas con vinilos de temática infantil. De esta forma se cumple tanto la premisa del estilo vintage (los vinilos) como la premisa del estilo infantil (dibujos orientados hacia los niños).
  2. Seguidamente hay que escoger los muebles que van a componer el interior del dormitorio. Ciertamente cualquier tipo de mueble es válido siempre y cuando tenga un color apagado que no resulte excesivamente llamativo. En cuanto a la elección del color en sí no hay ninguna limitación siempre y cuando se cumpla esa sencilla premisa. No hay que olvidar que se está decorando un dormitorio infantil, por lo que siempre debe haber variedad de colores.
  3. A la hora de elegir la iluminación, lo recomendable es recurrir a lámparas con un aspecto clásico que a su vez estén pintadas con varios colores al mismo tiempo. Por ejemplo, como se puede apreciar en la segunda fotografía de este artículo, una lámpara de papel pintada de color amarillo queda fenomenal en el dormitorio.
  4. Respecto a los juguetes no hay ninguna norma escrita. Al fin y al cabo el que va a residir en este dormitorio es el niño, por lo que debemos colocar en la habitación todos los juguetes que le gusten aún teniendo en cuenta que quizás no encajen dentro de la decoración vintage. Mientras que el resto de los aspectos del dormitorio cumpla con las anteriores normas, el resultado decorativo seguirá siendo igual de profesional.

En resumidas cuentas, lo que tenemos que recordar es que los dormitorios infantiles vintage no son tan complicados de decorar como puede parecer a primera vista.