La decoración Pop Art es una de las mejores excusas para llevar al hogar una decoración de los años sesenta sin crear un aspecto antiguo o clásico dentro de la vivienda.

Baños POP

www.inspirationalbum.com

La decoración Pop Art destaca por su colorido diseño, ya que requiere incorporar dentro de la decoración de paredes todo tipo de vinilos y de diseños relacionados con la década de los sesenta. Por ejemplo, en esta década los cómics eran muy populares, por lo que gran parte de esta decoración se centra en los diseños de personajes populares de las revistas de aquellos tiempos.

Baños POP

www.thinkingatdesign.com.br

En resumen, si lo que se busca es convertir el hogar en un lugar colorido, divertido y llamativo, ese estilo decorativo es el más indicado para cualquier idea de decoración. Precisamente a continuación os indicamos algunas ideas para decorar un baño de estilo Pop Art de una forma realmente sencilla, ya que no requiere grandes reformas más allá de unas pequeñas modificaciones para adaptar el baño a este estilo.

  1. Como se puede apreciar en los cómics de la década de los años sesenta, los dibujos generalmente tenían un fondo colorido en el que se podían ver pequeños puntitos de color blanco que evidenciaban los pocos avances en imprenta que existían por aquellos tiempos. Este pequeño detalle es uno de los aspectos más importantes a la hora de pintar las paredes del baño, ya que hay que elegir algún color llamativo complementado con puntos de color blanco que transmitan ese aspecto Pop Art que queremos conseguir en el baño.
  2. Respecto a los muebles, todo depende del presupuesto que tengamos para la reforma. La opción más sencilla sería cubrir los muebles con vinilos coloridos con diseños de cómics sesenteros, pero también existe la posibilidad de comprar muebles nuevos con estos diseños integrados de serie y con unas formas modernas -es decir, muebles con formas curvadas-.
  3. Si no nos atrevemos a pinta toda una pared entera con un diseño tipo cómic, también tenemos la posibilidad de utilizar un color neutral para la pared para añadir después cuadros y vinilos con diseños Pop Art. El color neutral más habitual en este estilo es el amarillo, aunque también es posible recurrir a otros colores más habituales como el blanco.

A pesar del aspecto que pueda transmitir este estilo a primera vista, lo cierto es que toda esta decoración se basa en la sencillez. Cualquier mueble moderno es perfectamente válido para decorar un baño Pop Art.