Julieta Mora, en la imagen, coordinadora de ventas de Latinoamérica

Julieta Mora, en la imagen, coordinadora de ventas de Latinoamérica

“Somos un equipo pluricultural, abierto al cambio, divertido y con ganas de hacer las cosas bien. Es que al decirlo tomo conciencia de ello y me emociono: ¡trabajar en Habitissimo me llena de orgullo!”. Así, esta argentina nacida en la ciudad de Córdoba, pero criada en Tucumán, resume la esencia de Habitissimo.

Julieta Mora, coordinadora de ventas en Latinoamerica, llegó a Habitissimo en febrero de 2012 después de haber formado parte de un equipo de ventas dentro del mundo de la decoración. Cuando llegó al portal líder de obras y reformas online en España y Brasil, como explica ella, “todo era muy silencioso, ya que por aquel entonces era la única llamando a un país de Latinoamérica y, por diferencia de horarios con Europa, estaba sola por las tardes”.

Nada que ver con lo que hay ahora porque, como dice Julieta, “Habitissimo ha crecido mucho, pero no ha cambiado en esencia”. Y continúa explicando que, a pesar del espectacular aumento de plantilla experimentado por el portal de referencia en su categoría, “sigue la cercanía con la dirección para aportar ideas”. “Creo que Habitissimo seguirá creciendo, estamos trabajando para conseguirlo y estoy segura que será así”, añade Julieta.

Al sentirse profundamente latinoamericana, tener la oportunidad de trabajar para países como, por ejemplo, Brasil, México, Argentina y Chile es, como dice ella, “un plus”. “Me encanta escuchar MPB (música popular de Brasil) y bossa nova; bailar salsa, bachata, merengue y chachachá; viajar o planear el próximo destino; pintar; tomar unos mates amargos y calientes con mi pareja; investigar y escribir sobre arte latinoamericano; hablar por teléfono con mi familia; visitar museos; salir con amigos y hablar, hablar, hablar”, confiesa Julieta.

Uno de los aspectos que destaca de formar parte de Habitissimo es “el ambiente jovial y la buena onda” que se respira en las oficinas. Además, señala la importancia de las personas que integran el proyecto porque “somos muy diferentes, pero tenemos en común una mente abierta” y, según ella, “esa es la clave”.

¿Cuándo empezaste en Habitissimo? ¿Cómo terminaste aquí?

Empecé en febrero de 2012, ya pasé el primer año. Estaba buscando trabajo y quería un empleo con nociones en idiomas (inglés o portugués) o relacionado con el mundo de la construcción. Y buscando ofertas por Internet de empresas relacionadas con la arquitectura, remodelación y diseño encontré la página web de Habitissimo. En ese momento sospeché que algo podría hacer, pero nunca lo que realmente sucedió.

¿Habías trabajado alguna vez en una empresa en Internet?

Nunca.

¿Cómo era Habitissimo durante tu primer año?

Muy silencioso, ya que por aquel entonces era la única llamando a un país de Latinoamérica y, por diferencia de horarios, estaba sola por las tardes.

¿Cuántos empleados trabajabais en Habitissimo cuando entraste?

Supongo que menos de 20 personas y comerciales, en total, éramos 7. Ahora somos más del doble.

Actualmente, cuál es tu puesto de trabajo y en qué consiste.

Soy coordinadora de ventas en Latinoamérica. Con el tiempo, la empresa fue creciendo, se abrió en Brasil y luego se agregaron México, Argentina y Chile. Cuando empezó la apertura en países de Latinoamérica, la empresa me ofreció la oportunidad de formar parte de ese plan.

Mi trabajo consiste en dirigir el equipo de comerciales: selección, formación, motivación y seguimiento. Además, gestiono las distintas fases de venta junto con el equipo de Europa. Como estos países llevan más tiempo, aprendo de sus aciertos y errores.

Cuéntanos qué hacías antes de formar parte de la familia Habitissimo.

Antes de entrar en Habitissimo, formaba parte de un equipo de ventas del mundo de la decoración. Texturas, colores, ambientes, perfumes, objetos, formas y dimensiones. Todo esto dirigido al mercado inglés, alemán y sueco.

¿Tienes alguna anécdota divertida en la oficina de Habitissimo?

Muchísimas. La verdad es que hay muchas ‘payasadas’ diarias en la oficina. Por ejemplo, el día del lanzamiento de México estuvo genial porque algunos vinieron con sombreros mexicanos, comimos nachos con mucho chile y brindamos con Coronita. Pero, sin duda, la mejor anécdota en la oficina fue grabar el ‘Harlem Shake’ de Habitissimo… ¡Esa sí que es una anécdota divertida!

http://www.youtube.com/watch?v=G_Unita1K3E

Hay una anécdota con un cliente que me mandó una carta de amor, pidiéndome que quedásemos para tomar algo, pero lo gracioso fue que él no sabía que estábamos a miles de kilómetros de distancia. Yo, que llevaba pocos días en Habitissimo, reenvié el email a la persona con quien tenía más confianza de la empresa y que tenía experiencia en el país (NdR: Brasil) para que me ayudase a responder al cliente. En ese momento, no sabía cómo actuar, ¡sólo llevaba 10 días! Esa persona envió el email a todos los compañeros de Habitissimo. A partir de ahí, toda la oficina empezó a acercarse y me hacían bromas. Yo no sabía qué decir… Creo estuve roja de vergüenza durante todo el día.

¿Qué es lo que más te gusta de Habitissimo?

La buena onda, el ambiente jovial, las ganas de trabajar, de ir “pra frente” (NdR: hacia delante). También, las personas que lo integran ya que creo que somos muy diferentes, pero tenemos en común una mente abierta y esa es la clave. Somos un equipo pluricultural, abierto al cambio, divertido y con ganas de hacer las cosas bien. Es que al decirlo tomo conciencia de ello y me emociono: ¡trabajar en Habitissimo me llena de orgullo!

Y, en lo personal, me siento profundamente latinoamericana y el hecho de trabajar para estos países es un plus. Además, me encantan los desafíos que me plantean las actividades que realizo y cada vez que atravieso esa puerta azul no sé qué va a pasar… Por más que tenga todo planeado, siempre pasan cosas nuevas, todo es muy dinámico y las horas pasan volando.

Desde que estás en Habitissimo. ¿Ha cambiado mucho? ¿Crees que continuará con esta progresión?

Ha crecido mucho, pero no ha cambiado en esencia. Sigue la cercanía con la dirección para aportar ideas y las ganas de trabajar en equipo. Como te decía, los valores de apertura, diversidad de culturas, responsabilidad y buen rollo se mantienen. Creo que seguirá creciendo, estamos trabajando para conseguirlo y estoy segura que será así.

¿Cómo es trabajar en Habitissimo? ¿Y el ambiente de trabajo?

Gratificante. Me considero una afortunada. El ambiente es dinámico, muy exigente, desafiante y divertido.

Y ahora una serie de preguntas cortas:

-Lo mejor que te ha dado Internet: la inmediatez.

-Una ciudad donde perderse: Río de Janeiro.

-Un país por visitar: México.

-Un libro: “La casa de los espíritus” de Isabel Allende.

-Un disco: “Rio Revisited” de Gal Costa-Tom Jobim.

-Un plato: Feijão com arroz e farofa.