Si en nuestro muebles de pino observamos imperfecciones y no tenemos un gran presupuesto, no hay que preocuparse, ahora hay solución.

Muebles de pino

Imagen de Ebanistería Arenas

Para que nuestro mobiliario tenga una duración de vida mucho mayor es necesario que apliquemos la técnica de patinado, un método que además de cuidar y mantener nuestros muebles sino que también, de volver a reutilizar aquellos que ya no están de moda. Para conseguirlo, es necesario seguir los pasos que os dejamos a continuación:

  1. Seleccionaremos el mueble que vayamos a tratar y lijaremos toda la superficie utilizando papel de lija. Es importante destacar que el grosor de la lija se irá incrementando a medida que realicemos varias pasadas con tal de que nos quede un mejor aspecto.
  2. En el momento que acabemos de lijar, es de vital importancia que limpiemos la superficie del mueble de todo el polvo que haya podido producir la lijadora. En caso de no hacerlo, iremos esparciendo por cualquier zona la suciedad que se haya depositado.
  3. Si le queremos dar un toque vintage, con ayuda de algún objeto de metal, golpearemos la superficie de nuestro mueble de pino. Destacar que la serie de golpes sea lo más distinta posible para que parezca más natural.
  4. Una vez ya hayamos realizado los pasos anteriores es cuando procederemos a aplicar con un pincel, la mezcla entre soda y agua. Observaremos que, después de aplicar la primera pasada, el mueble se volverá de un color gris.
  5. Cuando se haya secado, solo nos quedará aplicarle un poco de cera o barniz para muebles de madera. Este paso es muy importante ya que de esta forma, protegeremos nuestro mueble ante cualquier situación.

De esta forma, no solo lograremos alargar la vida del mueble sino que también conseguiremos darle otro aspecto a nuestro hogar.