Patio con mosaicos calcáreos. Imagen de Pisos Calcáreos Mosaicos con Arte

Los suelos calcáreos y de granito vuelven a estar de moda y se van imponiendo gracias a sus importantes prestaciones.

Tanto el granito como el calcáreo son revestimientos de suelo que ofrecen duración en el tiempo, fácil mantenimiento y diseños coloridos muy atractivos para realzar suelos y paredes interiores y exteriores.

Los suelos calcáreos, por su parte, están compuestos de una base resistente y otra capa de vista. Son mosaicos fabricados con cemento (blanco o gris), arenas, polvo de mármol y pigmentos. Los suelos calcáreos son revestimientos artesanales, donde cada pieza es única y particular.

Pueden presentar pequeñas modificaciones entre piezas debido a este tema pero para los amantes de ambientes rústicos y de campo, es esto también lo que les otorga más belleza.

Los suelos calcáreos quedan muy bien en este tipo de ambiente y en viviendas recicladas, tanto para la terraza, galería, patios, pasillos, cocina, baños, etc.

Los mosaicos de granito se fabrican con polvos, granos y escallas de mármoles y otras piedras, logrando una gran variedad de productos de distinta resistencia, formato y color. Los diseños son más sencillos que los calcáreos ya que no se pueden utilizar distintos motivos en una misma pieza. Luego de pulirlos, los mosaicos de granito brindan un brillo mayor y ayudan a realzar mejor el material.

Si piensas reformar tus suelos con revestimientos de calcáreo o granito, debes considerar que su colocación es la última tarea de la obra y debe hacerse con bastante cuidado, ya que al no contar con un intenso pulido, si se colocan por manos inexpertas o poco profesionales, se puede arruinar el trabajo y quedar un pavimento deslucido (especialmente por las manchas de cemento).

Al finalizar la obre de colocación,  se deben curar  con jabón hasta quitar las manchas y se recomienda para su limpieza final pasar un trapo con querosén diluido en agua ( 1 a 1) y luego aplicar cera en pasta.