revvoque21

Realizando el revoque fino (zona más clara de la fachada) que le da la terminación final a la pared. Crédito de la fotografía: elpetrel

El revoque de mortero de cal se aplica en dos partes superpuestas. La primera o “revoque grueso” de un espesor de 8 – 10 mm y la segunda parte de 5 – 6 mm que constituye el “fino”.

En ambos casos debemos alisar con un listón y luego con un fratás.

Para conseguir un buen acabado:

  • La cal debe ser de buena calidad, sin grumos y fresca.
  • El agua no debe tener temperatura muy baja y estar limpia y sin sustancias orgánicas y cloruros.
  • La arena sin grumos y limpia (granos de 1 mm)
  • La mezcla debe prepararse an cantidad suficiente para el rellenado de la pared. Si la superficie es grande, se preparará y trabajará por partes. No es conveniente preparar una mezcla para superficies de más de 4 o 6 metros.

Las proporciones para la mezcla de cal y arena son:

  • 1 parte de agua
  • 1 parte de cal
  • 3 partes de arena
  • Si utilizamos cal hidráulica esta proporción será diferente:
  • 1 parte de agua
  • 2 partes de cal
  • 4 partes de arena

En un revoque exterior se puede añadir cemento Pórtland. La cantidad será variable pero la suma de cal + cemento en igual proporción que si se hubiese calculado a base de cal.

Estas proporciones pueden variar aumentando la cantidad de cal si realizamos estratos superficiales o disminuyendo la proporción de la arena hasta un 20%.

Podemos conseguir la mezcla ya preparada en tiendas dedicadas a materiales de construcción y fontanerías.